sábado, 22 de abril de 2017

Las vacunas salvan vidas

La vacunación es la única forma efectiva de prevención de las enfermedades infecciosas, tanto las causadas por virus como las que son producidas por bacterias. Antes del advenimiento de las vacunas, eran comunes la enfermedad, la invalidez y la muerte a causa de muchas de las infecciones que ahora consideramos erradicadas, inexistentes o excepcionales. Recordemos la infección por el virus de la poliomielitis y las epidemias de muerte y de invalidez por su causa. Fue tan devastadora la hilera de muertes y sobre todo de inválidos, que dio lugar a la creación del famoso Centro de Rehabilitación de Inválidos cuya sede principal  hace décadas se ubicaba en la calle Leopoldo Navarro casi esquina avenida John Kennedy, en la ciudad de Santo Domingo y que hoy se dedica a rehabilitar lesiones muy distintas de las que le dieron origen. Porque la poliomielitis prácticamente desapareció de nuestro país y de muchas partes del mundo gracias a la colocación en la lengua de todos niños del planeta (otras veces por inyección), de los pobres y de los pudientes, de dos gotitas de un líquido aguado que a menudo producía en el niño fiebre, malestar o diarrea, signos inequívocos de que "la agüita funciona". Gracias a esa vacuna y a las del sarampión, paperas, rubeola, hepatitis b, meningitis (HIB), neumococo, tos ferina, tétanos, difteria y rotavirus, entre otras, a los niños vacunados no les queda más remedio que enfermarse de otras cosas para las cuales la ciencia no ha inventado aún vacunas.
Ahora es el turno de la costosa vacuna para prevenir la infección por el Virus del Papiloma Humano, una enfermedad de transmisión sexual que ha adquirido proporciones epidémicas en todo el mundo y que es responsable de casi todos los cánceres de matriz (cerviz o cuello de útero y de pene, ano y garganta). Los niños de los países desarrollados y los ricos de aquí, al igual que las mujeres en los consultorios privados hace años que la reciben. Pero a partir de este lunes 24, Semana de Vacunación de Las Américas, la Organizacion Mundial de la Salud (OMS), la Oficina Panamercana de la Salud ( OPS) y el Ministerio de Salud de la República Dominicana auspician una gran jornada de vacunación y revacunacion que esta vez incluye la vacuna anti Papiloma Virus ((HPV o VPH, según se escriba en ingles o en español) para todos las niñas de 9 y 10 años, de manera gratuita, al igual que todas las demás, y fabricada por los mismos que fabricaron todas las otras
Pero como todavía debe haber gente protestando por el invento de la rueda, la máquina de vapor, la imprenta, el automóvil y la computadora por considerar estos inventos 'peligrosos y controversiales", así tenemos y tendremos personas, unas descreídas, otras paranoicas, otros por costumbre o por conveniencia, pero la mayor parte simplemente ignorante, oponiéndose y torpedeando este gran avance para el país y la familia dominicana. Bienvenidas las vacunas. Bienvenida la vacuna anti-papiloma.

Salcedo, República Dominicana,
22 de abril del 2017.

jueves, 25 de agosto de 2016

El Juramento Hipocrático

Hipócrates, conocido como el Padre de la Medicina, fue un médico griego autor del célebre juramento que, sin haber leído jamas, todos exigen al medico cumplir. Si conociéramos el Juramento Hipocrático, sabríamos que el mismo no se refiere en absoluto al ejercicio sacerdotal y filantrópico que todos creen, sino que representa un compromiso de clase y absolutamente elitista del ejercicio médico. No habla de pobres ni de asistencialismo ni de altruismo. Si el Juramento Hipocrático se cumpliera, todo el que ejerce la docencia sería muy rico porque compromete a cada medico a compartir sus ingresos con sus maestros. Solo los ricos y los pertenecientes a una élite social, tendrían oportunidad de ejercer la medicina. Prohíbe a los médicos, eso si, practicar abortos (una posición mas política-religiosa que ética o medica), envenenar a los pacientes, hacer daño de forma expresa, seducir a los pacientes ( lo que indica que desde entonces se hacia), violar el secreto médico, y algunas cosas más que nada tienen que ver con lo social o lo mercurial como mucha gente cree. Así, cuando un médico explota a su paciente, o le "arranca un riñón", debe estar violando alguna ley pero no el Juramento Hipocrático, sencillamente porque al tal Hipócrates le importaba un pepino tal abuso.
He aquí el Juramento Hipocrático original:
"Juro por Apolo, médico, por Esculapio, Higía y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia."
"Tributaré a mi maestro de Medicina el mismo respeto que a los autores de mis días, partiré con ellos mi fortuna y los socorreré si lo necesitaren; trataré a sus hijos como a mis hermanos y si quieren aprender la ciencia, se la enseñaré desinteresadamente y sin ningún género de recompensa."
"Instruiré con preceptos, lecciones orales y demás modos de enseñanza a mis hijos, a los de mi maestro y a los discípulos que se me unan bajo el convenio y juramento que determine la ley médica, y a nadie más."
"Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mi entender, evitando todo mal y toda injusticia. No accederé a pretensiones que busquen la administración de venenos, ni sugeriré a nadie cosa semejante; me abstendré de aplicar a las mujeres pesarios abortivos."
"Pasaré mi vida y ejerceré mi profesión con inocencia y pureza. No ejecutaré la talla, dejando tal operación a los que se dedican a practicarla."
"En cualquier casa donde entre, no llevaré otro objetivo que el bien de los enfermos; me libraré de cometer voluntariamente faltas injuriosas o acciones corruptoras y evitaré sobre todo la seducción de mujeres u hombres, libres o esclavos."
"Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en tales casos. Si observo con fidelidad este juramento, séame concedido gozar felizmente mi vida y mi profesión, honrado siempre entre los hombres; si lo quebranto y soy perjuro, caiga sobre mí la suerte contraria."

Salcedo, República Dominicana.
18 de agosto del 2016.

viernes, 29 de julio de 2016

¿Transparencia?


Pensaba yo mientras le comentaba a un conocido, lo curioso que me resulta el modo en que los medios noticiosos y de opinión pública de países del primer mundo tratan ciertos eventos en los que se involucra el poder, como son las fuerzas de seguridad y los cuerpos de policía. En EU, Francia, Alemania, Reino Unido, por ejemplo, nadie esperaría ver en esos medios posiciones críticas, reclamos o la simple duda de la forma de actuación del gobierno ante ciertas situaciones. Todos actúan "a una" y se alinean en un frente común, encubriendo hasta cierto modo y opacando los hechos. En República Dominicana medio país se alzaría en reclamo de una mayor transparencia en hechos como los que terminaron con la vida de uno o mas asesinos en Orlando, en París, Niza o Munich. Las fuerzas de seguridad se vuelven jueces y partes. Nadie las cuestiona en un sistema sorprendentemente cerrado y poco transparente. Son confiables? No lo creo. Los gobiernos, comenzando por los de esos países, mienten y engañan al igual que sus policías y guardias. Muchos hechos así lo prueban. Aquí en esta media isla somos, para bien a veces  y para mal muchas otras, mucho mas transparentes.

Salcedo, Republica Dominicana,
23 de julio del 2016.

miércoles, 1 de junio de 2016

Eso se llama jod....


Resultado de imagen para joder

Los partidos de oposición y sus lideres aprobaron en principio el conteo electrónico de los votos. Dos semanas antes de la votación se negaron a ese tipo escrutinio y exigieron el conteo manual en todos los niveles, porque sospechaban que los equipos podían ocultar "rutinas maliciosas" para un fraude. Se les complació y aun se esta contando en algunos colegios y juntas. Ahora, como el resultado manual coincide que esas "máquinas" en un 99.99%, piden el RECONTEO manual, o sea, que se cuente manualmente OTRA VEZ en los mas de 16, 000 colegios del país. Algunos, los menos por suerte, exigen NUEVAS ELECCIONES!.
Desde chiquito aprendí que eso se llama JODER.

(Publicado originalmente en cuenta de Facebook)
Salcedo, Republica Dominicana,
20 de mayo del 2016.

Muertos de verguenza!


Salcedo, Republica Dominicana,Cuando una muchachona de nuestros barrios se enfrenta a la situación de un embarazo no deseado y secreto, para remate complicado por un intento fallido de interrupción, el dilema es insoportable. Admitir ante la insistencia de los médicos que intentan salvarle la vida que sí está embarazada como consecuencia de una actividad sexual precoz y clandestina y reconocer que a pesar de los consejos de mamá "ha metido la pata", pueden resultar inaceptables para una mente inmadura, asustada y en grave estado de confusión. Ante la posibilidad de decir "me equivoqué y aquí estoy para admitirlo y enfrentar mi error", seria preferible la muerte. Tal es el caso del excandidato a la alcaldía de Santo Domingo Este Manuel Jimenez.

1 de junio del 2016.